Page 6 - El_Pescador_de_Perlas_web

Basic HTML Version

abrirlo sólo encontró un pedazo de
papel que decía:
“Jamebel Ben Agar.
Misionero católico en tierras de
Arabia. ¡Oh dulce Jesús, te doy
gracias porque me has dado un
fecundo y largo apostolado. Señor, la
mies es mucha, los operarios pocos.
Envía operarios a tu mies!”
Aquella fervorosa oración a Cristo
caló en el alma de Taisid. Aquel
hallazgo lo mostró a sus compañeros.
Uno de ellos dijo que, hacia tres años,
viniendo una nave de Arabia y
arrastrada por el viento se había
estrellado contra el arrecife. El navío
empezó a hundirse y todos buscaban