Page 3 - El_Pescador_de_Perlas_web

Basic HTML Version

Taisid, se quedó huérfano de
madre desde muy niño, por tanto no
tuvo el dulce calor de una madre.
Sólo recordaba que siendo él niño, los
sacerdotes vestidos de negro se lo
llevaron un día de casa para siempre.
A los quince años marchó del pueblo
en busca de aventuras.
Y se enroló en la embarcación de
unos piratas y pescadores de perlas.
En el barco, casi todos los días
había riñas, broncas y golpes. Pero
aquella vida aventurera por puertos y
mares buscando perlas en el fondo
del mar no le daban la alegría y la paz
que él buscaba para su alma.